Acupuntura y medicina tradicional china para la Parálisis facial

 

 

 

La parálisis facial ocurre cuando una persona ya no es capaz de mover algunos o ninguno de los músculos en un lado de la cara.El nervio facial es unos de los doce nervios unidos directamente al cerebro..Controla , en especial los movimientos de los músculos de la cara, el cierre de los ojos y de la boca,la secreción de las lagrimas  y la saliva y una parte de las sensaciones  del gusto.En algunas enfermedades, este nervio deja de transmitir información del cerebro hacia las zonas que controla o a la inversa: de ello resulta la parálisis facial. La parálisis facial  más frecuente ( en el 80%  de los casos) es aquella que no tiene causa aparente ( parálisis de Bell).Se produce una asimetría por falta  de movilidad en un lado de la cara.Igualmente conlleva la imposibilidad para sonreír y la dificultad para cerrar e lojo, con alteraciones en la lagrimación y alteraciones en el habla.

La Medicina Tradicional China piensa que la parálisis de Bell , está causada por la insuficiencia del Zheng Qi, un  tipo de energía del cuerpo y los patógenos externos que penetran el la cara.El tratamiento con acupuntura  para sanar la parálisis facial tiene una historia de más de dos mil años y todavía en la actualidad es un tratamiento ampliamente usado en los pacientes que sufren esta enfermedad.

Según la teoría de la MTC , el tratamiento de acupuntura puede dividirse en tres fases:

*La fase aguda normalmente es el comienzo de la primera semana de parálisis facial

*La fase de recuperación . incluye el inicio después de 1 semana hasta 1 mes.

*La fase de secuela, es la incidencia que dura desde 3 meses hasta seis meses e incluso más

En la mayoría de los casos un tratamiento combinado de Acupuntura, moxibustión china o japonesa y masaje consigue minimizar los síntomas, se recomienda un mantenimiento a base de tratamientos de MTC ya que normalmente hay episodios de reaparición en los cambios de estación.

 

 

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *